sábado, 11 de agosto de 2012

Los mejores propagandistas del régimen totalitario kirchnerista


Cristina, aunque ahora haya puesto el foco en Bonelli y un utópico código de ética periodística (que de alguna manera ya existe y el periodismo no cumple, como desglosamos acá), sabrá reconocer en el futuro que, en algunas ocasiones, sus mejores propagandistas militan en el periodismo opositor. En una reactualización de aquel aforismo peronista ("no es que nosotros seamos tan buenos..."), que se cumple hoy en forma simultánea al ejercicio del mandato popular, son los medios opositores quienes -el miedo no es zonzo- quieren transmitir su propio temor a la población. O a alguna porción de ella, su público cautivo, fidelizando a su audiencia y, tibiamente, cazando pajaritos a través de las barreras del zoológico que los alberga. Majul acá, por ejemplo, pero quiero detenerme en una entrevista a un periodista, economista y filósofo liberal francés, Guy Sorman, publicada en El Cronista:
Una reforma para reelegir a Cristina sería el fin de la democracia en la Argentina

¿Cuál es, a su juicio, el principal problema de la economía argentina en la actualidad?
- El cortoplacismo. La Argentina siempre ha sido un país inestable, pero el principal problema que tiene hoy es un gobierno completamente impredecible que impulsa una política económica irracional. Y el resto de los actores económicos tiende a actuar de manera racional...
Por supuesto, los economistas "serios" jamás hablan de los problemas económicos: prefieren siempre desligar responsabilidades en la política. No hablarán de causas estructurales, de la historia económica del país, de los núcleos duros de pobreza, del empleo en negro, de la desigualdad en el reparto del ingreso, de los condicionantes externos, etc.
A usted se lo suele inscribir en la línea de los liberalistas clásicos. ¿Cuál es su lectura sobre los controles que aplica el Gobierno sobre la economía?
- Creo que no hay racionalidad económica detrás de medidas como el control cambiario o las trabas al comercio exterior. No sabría responder por qué se toman decisiones de este tipo...
En cambio, si al control lo ejerce una entidad privada como la FED yanqui, Sorman lo entendería cabalmente. Si las trabas al comercio exterior son ejercidas por las naciones desarrolladas, son protecciones fitosanitarias o impulso a la industria local.
Hablando de planes a largo plazo, aquí ya se comenzó a hablar sobre una posible reforma constitucional para habilitar a que la Presidenta… (Interrumpe).
- Lo sé. Pero una reforma de la Constitución para reelegir a Cristina Kirchner sería el fin de la democracia en la Argentina. La democracia está basada en instituciones políticas estables.
Convenientemente, confunde Democracia con República. La democracia es, etimológicamente, el gobierno del pueblo. A través de sus representantes, cuando es indirecta (o, je, representativa). La república tiene que ver con el imperio de la Ley. Por supuesto, si alguien osa intentar modificar una Constitución liberal, es un pecado. Al revés no, cuando se intenta liberalizar aún más una Carta Magna siempre hablan de modernización. Además, en toda república, si pretende ser democrática, es en último término el electorado el que le otorga legitimidad al sistema de gobierno.

En definitiva, y como decíamos al principio, son estos muchachos liberales quienes, con su temor, mejor sostienen el fantasma de la re-reelección.

Guy Sorman, después, sigue pifiando al hablar de un Mercosur que no tiene sentido y de una Unión Europea (rescata que nació de una iniciativa privada) que sigue siendo un éxito pero que su problema es que no exhibe un funcionamiento más centralizado. Pueden leerla completa acá (si quieren saber cómo piensa... el enemigo, je).

15 pusieron huevos y comentaron:

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Justo estaba leyendo la entrevista que le hicieron en La Nación:
http://www.lanacion.com.ar/1498290-la-argentina-es-un-museo-de-un-debate-que-ya-desaparecio

No iban a perderse la oportunidad de entrevistar a un gurú que viene a dar lecciones a los nabos argentinos que no saben nada.

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Tremendo caradura. El tipo te dice que para redistribuir, primero hay que crecer. Es casi como decir que si sos pobre, tenés que envejecer en la miseria hasta que determinado nivel de riqueza producto del libre mercado te haga llegar las migajas.
En la entrevista a La Nación habla de Naomi Klein. ¿Discute sus ideas en profundidad? Para nada, lo que hace es decir que ella tiene su "nicho de mercado". En otras palabras: cobra por lo que dice. En otras palabras, la objeción típica: "lo hace por plata".
Yo tengo "La doctrina del shock" y es un muy buen libro. Una investigación periodística muy bien documentada.
Abrazo!

Desocupado mental en la era del blog dijo...

Me olvidé de mencionar una perlita... Sorman acusó a Alsogaray de FUNDAMENTALISTA!!
Imagináte!

Moscón dijo...

Tal como estamos cualquier nación llevada a "República"con división política,sea o no democrática,se ajusta a la perfección a encolumnarse al flagelo especulativo del "liberalismo"(el término se confunde con permiso para hacer cualquier porquería lesa humanidad)con voceros de calidad oportunistas,rentados,alquilados o convencidos,renegados,hijos de puta o pelotudos nomás.
La Res-Pública ahora no tiene fronteras políticas si de verdad queremos entenderlo,el movimiento especulativo mundial hoy tiene mas poder que nunca superando el PBI de la mayoría de los países.
La verdadera independencia pasa por la independencia del dinero o su equivalente.
Sofistas hubo siempre.

Ricardo dijo...

Rodrigo: obvio que no se van a perder de replicar a cualquiera que tenga alguna chapa y diga lo que ellos permanentemente dicen.

No había leído la de LA NACION todavía, ahora le pego una leída.

De todas maneras, eso que dice es neoliberalismo puro: la copa primero tiene que llenarse para después derramar. Aquello de estimular a los ricos (que andan proponiendo los republicanos yanquis) para estimular a la economía.

Y convengamos, para lo que son afuera, Alsogaray fue un tibio. Ja.

Moscón: brillante y sintético, dos veces brillante. Trasladado a peronolexicología: sin independencia económica, el resto es onanismo.

Daniel dijo...

Pero este es más básico que Vargas Llosa, lo cual ya es decir demasiado. Pinedo es una luminaria al lado de estos tipos.

Manfred Pichota dijo...

¿De dónde salió el muchacho este? Habla de "el peso" y "la sombra" del peronismo y la boluda que lo entrevista no le dice "de qué carajo estás hablando, flaco?".

Anónimo dijo...

Uh, a este franchute me lo fumaba ya hace veintipico de años con Bernie y Gorilondona.... Paso...
PD: Llueve en casi todo el país,granizó en Baires y Funes Mori metió dos goles... Causa o consecuencia??? Saludos.- Pablo, el Bostero...

Daniel dijo...

Y Ahumada talando piernas en All Boys.

Ricardo dijo...

Daniel: Pinedo puede opinar más certeramente porque vive acá, supongo. Este adecúa la realidad a sus propios preconceptos, nada más. Y gracias a Dios Ahumada está en All Boys, je.

Manfred: viendo como perfilaba la entrevista que citás ya desde la primera pregunta (igual a cómo se la hicieron en El Cronista), es demasiado pedir que la periodista repregunte, cuando debe haber estado festejando la respuesta.

Pablo: mirá vos, no sabía. Yo era chico, más que Funes Mori, je.

Abrazos.

rinconete dijo...

Ricardo

Te copio un comentario que acabo de dejar en el blog de la MAK:

"Democracia y libre mercado son los dos fundamentos no sólo del desarrollo económico, sino también de la justicia social."

Que alguien que viene de Europa, cuya agricultura vive gracias a las trabas proteccionistas, cuyas industrias han sido historicamente subsidiadas y cuyos servicios son mayoritariamente estatales, sostenga algo asi prueba que Guy Sorman, a pesar de ser un pelele, no carece de fino humor.

Un abrazo!
r.

Ricardo dijo...

rinconete: vos decís sólo eso porque sos un tipo educado. Yo agregaría que sus industrias y comercio crecieron también gracias al rapiñaje colonial que hicieron de buena parte del mundo.
Ejemplos tenemos de sobra en nuestra relación comercial con Gran Bretaña, ponele, y eso que no somos la India o China...

iris dijo...

En el fondo es neoliberalismo descarnado (y refutado por los hechos) acompañado de una visión idílica de la historia europea a la que le ha quitado un par de siglos de rapiña, esclavitud, etc.
Lo terrible de estos tipos es que ya no piensan, recitan su catecismo sin dudar ,aunque la realidad los desmienta día a día.

Manfred Pichota dijo...

Es igual a John Holloway! Físicamente, obvio.

Ricardo dijo...

Iris: es la impresión que da, ¿no? Recitan como si supieran de lo que hablan (ja, cuánta soberbia la mía) y dicen puras banalidades a tono con los requerimientos del Dios Mercado. Y después no quiere que Naomi Klein los señale...
Como dice Moscón: sofistas hubo siempre.

Manfred: a mí me da un aire de tío abuelo de Julian Assange, qué quiere que le diga.